VISUALIZACIÓN CREATIVA

Entrenamiento y práctica de la visualización creativa.

Supongamos que estás descontento con tu actual situación laboral.

Si tienes la sensación de que en líneas generales te gusta tu trabajo pero hay aspectos que deben mejorar, podrías empezar por imaginar esas mejoras que deseas.

Si esto no te da resultado o si piensas que es preferible cambiar de trabajo, concéntrate entonces en imaginarte a tí mismo desempeñando la actividad profesional deseada, eso es una visualización creativa.

En ambos casos, la técnica es básicamente la misma.

Primero, relájate hasta alcanzar un estado mental profundo, sereno y propicio para la meditación, y luego imagínase desempeñando tu ocupación laboral ideal, incorprora tus deseos en tu visualización creativa.

Tienes que verte a tí mismo en un entorno físico óptimo, realizando un trabajo que te gusta y te llena, relacionándose con la gente que te rodea de una manera armoniosa, recibiendo el aprecio de los demás y la remuneración que consideras adecuada en pago de tu trabajo para que tu visualización creativa se haga real.

A todo esto, añade cualquier detalle que te parezca importante, como el horario de trabajo, el nivel de autonomía y/o responsabilidad que deseas tener, etc.

Trata de experimentar la sensación de que todo eso es posible; siénte como si se tratara de algo que estuvieras viviendo en el momento presente.

En resumidas cuentas, imagínate las cosas tal y como te gustaría que fueran, y como si ya estuvieran siendo así, la visualización creativa será como soñar despierto.

Repite este breve y sencillo ejercicio a menudo, unas dos o tres veces al día, o siempre que piense en el tema.

Si tienes claro lo que deseas y tu voluntad de cambiar es firme, es muy probable que empieces a notar muy pronto que se producen ciertos cambios positivos en su trabajo.

Conviene sin embargo señalar que esta técnica no puede ser utilizada para controlar el comportamiento de los demás o conseguir que hagan algo en contra de su voluntad.

Al igual que si lo que imaginas no esta de acuerdo con tus capacidades potenciales, recuerda que una cosa es sembrar y otra hacer milagros, es decir que si siembras una semilla de tomate, es dificil que salga un pepino, lo importante es conocerse a uno mismo, antes de iniciar la visualización creativa para poder obtener resultados reales y no menos importante conocer el entorno social y las influencias del colectivo para que tu visualización, no se quede sin resultados en esta vida.

Aunque de todas formas una buena visualización siempre ayudará en determinados procesos internos, así como la práctica de un mantra o la respiración consciente, pero no nos dejemos llevar por la fantasía absurda de que con nuestra imaginación podemos cambiar determinadas formas, es decir que si tienes una mesa de color blanco y no te gusta, por mucho que imagines que se volverá de color verde no lo vas a conseguir , a no ser que la pintes.

En ese caso tendrias que trabajar sobre tu fuerza de voluntad, para obtener resultados.

Lo que esta técnica permite es derribar nuestras barreras internas que se hallan en oposición a la armonía natural y a nuestra realización como personas posibilitando que nos manifestemos en nuestros aspectos más positivos de nuestra propia naturaleza.

Para practicar la visualización creativa, no es preciso poseer ninguna creencia metafísica o espiritual, aunque es necesaria la disposición a aceptar la realidad de algunos conceptos.

Eso no implica forzosamente que haya que tener fe en ningún poder externo a nosotros.

Lo verdaderamente necesario es albergar el deseo de enriquecer nuestros conocimientos y nuestra experiencia, y tener una mente lo suficientemente abierta para probar algo nuevo con una actitud positiva.

Lo que a primera vista puede parecer asombroso o imposible para el limitado carácter de la educación que nuestras mentes han recibido, se hace perfectamente comprensible en cuanto aprendemos y ponemos en práctica los conceptos subyacentes que están implicados.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora